¡Déjame ver tu mano que en una simple lectura te voy a decir gratis la buenaventura en el amor y en la vida! La fortuna se dibuja en la palma de tus manos, allí se muestra al lector como una senda que desciende de una amplia colina, el quiromántico ve cómo ese camino atraviesa la llanura de Marte cruzando varios ríos, y vuelve a ascender para mostrar tu suerte en uno de los montes que se perfilan en el horizonte de la mano. Cuando un auténtico profesional de la quiromancia hace una lectura de manos gratis, lo que ve en la línea de la fortuna es un largo camino de vida que puede ser regido positivamente por una fuerte personalidad, por la buena suerte, o negativamente por altibajos de azar y desventuras. En la lectura de manos gratis tú también puedes conocer lo que te depara la suerte.

Lectura de la Bola de Cristal

Debido a una extraña experiencia en la niñez deseé profundizar en la videncia y, tras indagar, opté por especializarme en la lectura de la bola de cristal. Hace ya demasiados años, siendo niño, me ocurrió una cosa inexplicable que cambió la percepción de mi entorno. Era verano y había bajado al río a nadar con unos amigos. En cierto momento me alejé del grupo y, sentado frente a la corriente, dejé vagar la mirada por el agua, al azar, sin pensar en nada. En ese momento unos jirones de nubes azules aparecieron ante mis ojos y tras ellos la imagen de una bella mujer sonriente, que me enseñó un guante. Al poco tiempo la imagen desapareció. Debido a lo inusual de la experiencia decidí no contársela a nadie, pues imaginaba que lo achacarían a fantasías infantiles. Con el paso de los años archivé esto en mi memoria como un regalo mágico que yo no podía descifrar. Sin embargo cuando terminé mis estudios y busqué trabajo tuve que superar una serie de entrevistas en las que tenía como rival a un hombre con una gran experiencia en el puesto que me interesaba. Yo no albergaba ninguna esperanza de ser el elegido y ¡he aquí que apareció la mujer de mi visión! Era la directora de personal. Me comunicó que habían optado por darme el puesto porque ella defendió que veía un gran potencial en mí. Es decir, me había “echado un guante”.

Debido a todo lo anterior deseé profundizar en el tema de la videncia y, tras indagar, opté por especializarme en la lectura de la bola de cristal. Desde entonces este método me ha demostrado su gran utilidad. Por eso deseo compartir contigo esta vivencia y animarte a que no pierdas tiempo y utilices este magnífico método de adivinación que te ayudará a saber tanto de tu fortuna como de la de las personas que te rodean. Comienza comprando una bola de vidrio o de cristal de roca de unos 20 cm. de diámetro. Puedes también usar un cuenco con agua o un espejo. Es importante que crees el ambiente adecuado. Usa una habitación tranquila y confortable, luz tenue, un tapete negro que puedes haber magnetizado previamente y la bola, que solo tocarás tú.

Ármate de paciencia y hunde tu mirada, desenfocada, en el interior de la bola de cristal. Tus primeras experiencias pueden no ser tan llamativas como la que yo tuve. Es posible que solo percibas nubes, colores o puntitos. Persevera, las imágenes llegarán. Si deseas saber algo sobre un hecho concreto relaja tu mente y visualiza una imagen sobre aquello que deseas conocer. A continuación traslada esa imagen al centro de la bola de la bola mientras haces la pregunta. Con el tiempo sabrás si las figuras te hablan de cosas que pertenecen al pasado, presente o futuro. También deberás aprender a establecer tu propio código personal a la hora de interpretar los símbolos que aparezcan. No obstante puedes utilizar algunas que son habitualmente admitidas por los que trabajamos en la Cristalomancia. Mucha suerte en tu nueva empresa. Símbolos más habituales:

• Posición de las imágenes en la bola: Si está delante nos habla del presente o futuro inmediato; cuando está detrás habla de hechos del pasado que ejercen influencia en el presente; situada a la derecha nos habla de buenas influencias; colocada a la izquierda las influencias serán malas.

• Nubes: Si son blancas la señal es buena, si negras mala. Las azules o verdes significan alegría, las violetas armonía, las rojas obstáculos, las amarillas dudas que pronto se aclararán y las naranjas tristeza.

• Manchas claras problemas graves.

• Velos: Cuando las ondulaciones suben presagian algo bueno, pero si bajan existirán contrariedades.

• Águila: Se relaciona con el vigor y la salud. Si vuela hacia arriba indica recuperación de una enfermedad pero si baja señala una recaída.

• Balanza: Obtendrás una recompensa justa.

• Boca: Si asciende recomienda prudencia a la hora de hablar. Si baja indica que existen rumores que pueden afectar al consultante.

• Cabeza: Avisa de la necesidad de reflexionar a fondo sobre tus decisiones.

• Dedos: Habla de esfuerzos físicos.

• Estrella: Sueños imposibles.

• Fuego: Problemas con personas que conoces.

• Libros: Si están abiertos aparecerá un consejero, si está cerrado es un momento muy malo para pedir ayuda.

• Ojo: Tu intuición te ayudará mucho.

• Reloj: Cuando está parado es porque te falta energía. Si funciona indica buen momento para poner en marcha nuevos proyectos.

• Serpiente: Debes cuidar la salud.